miércoles, 15 de abril de 2009

El que con lobos anda a aullar se enseña i

Alguna vez te han dicho que tú eres el único quien escoge a tus amigos y por qué. Yo la verdad nunca sé, por lo general no soy bueno para eso de escoger, pero en cuanto a amigos no me puedo quejar, tengo muy grandes amigos.

A pesar que hay quienes piensan tengo 4400 amigos, no, tendré docenas de conocidos, pero amigos pocos. Mi clasificación de la gente la hago de la siguiente forma:

  • Mejores amigos (apenas los dedos de las manos me alcanzan para contarlos)
  • Amigos (Entran en este rango personas con las que he pasado buenos momentos, no importa el tiempo. Las acciones también cuentan. Hay cierto grado de confianza)
  • Cuates (Son aquellos que aunque tenga mucho tiempo de conocerlos no hay todavía una confianza plena, me caerán poca madre y me llevaré chido con ellos, pero hasta ahí)
  • Compañeros (háblese de cuando vas a clases y tienes gente cerca de tí)
  • Tip@s (cuando me refiero al resto, "me topé con una tipa en minifalda", "ese tipo me cae mal")
Recuerdo muy bien a todos los que he considerado amigos, desde el kinder, la primeria, hasta la universidad y fuera de la escuela, porque han ocupado una parte de mí y fueron chidas compañías en su momento. Por ejemplo, toda la infancia me rodeé de 2 amigos de la escuela, sus hermanos y ya, siempre jugabamos e ibamos a todos lados, nuestras madres al llevarse bien nos reuniamos con mucha frecuencia, además de ser vecinos de la misma unidad.

Obviamente, tuve en la escuela amigos y amigas, los que siempre recuerdo son a Fernando, el que se enojó conmigo en 4to porque... no recuerdo, el chiste que después de eso no le dejarón seguir hablandome. Y otro, Ramón, era todo un desmadre y yo pues no tanto, así que mi comportamiento fue cambiando y me regaban, no ponía atención en clases, etc. Hasta que se salió o ya nunca volvimos a compartir grupo. Y claro, a Lucero, la niña más bonita, la única con la que estuve los 6 años, y Paulina, una chica muy buena onda hasta 6to.

De ellos, sólo le sigo hablando a 3.

En la secundaria, recuerdo muy bien el primer día. Me senté hasta adelante y alrededor otros chicos, uno de ellos más tarde se convertiría en uno de mis mejores amigos, el resto sólo fueron compañeros. Pero ahí sí tuve pocos amigos, uno que siempre recuerdo porque nos llevabamos muy muy bien, eramos muy compatibles, etc. a mi tocayo el "Güero Nike" porque se la pasaba dibujando la palomita. Todo iba bien, hasta que una vez con mi mejor amigo, fuimos a la casa del Güero y le aventamos globos con agua, se enojó y nunca de nos perdonó.

En un momento que no recuerdo comenzamos a ser muy buenos amigos una chava y yo, no sé como se dió, pero hasta ahora es mi mejor amiga, mi quasihermana. Otros amigos sólo lo fueron mientras duró la escuela.

En la prepa... en la prepa fue algo chistoso. En mi salón me tocó con una chica de la secundaria que es medio rara, le hablaba, pero no era la gran amiga, pero tampoco era la mejor opción para hablarle. Cuando entramos obvio nos juntamos los dos por ser los únicos en conocernos. Pero por ser un grupo todo el año te empiezas a llevar con el resto, al menos eso debes. Y en la cafetería los primeros días veíamos gente del salón y la invitabamos a sentar con nosotros. Un día llegamos ser creo 11 o 12.

Así seguimos por un buen rato, eramos todos los 11 para aquí, para allá. Pero como en todos, con sus distintos minigrupos. Yo me juntaba más con un chavo, que fue mi "amigo" dos años. Pero en realidad eramos 3, sólo que eramos más unidos 2. Y así, parejitas que se formaron de amigos. Ya para 5to, eramos los 3 los grandes amigos, ya el gran grupo se había desintengrado, pero nos seguiamos hablando bien. De este grupito también surgieron dos chavas, las cuales también son ahora de mis mejores amigas.

En clase de teatro conocimos a otros que iban en nuestro nuevo salón. De ahí comenzamos a llevarnos más con ellas y su grupo de amigos. Ya saben eso de las revolturas de amigos y conocidos. De este grupo sale mi hermana Ashanty.

Durante 5to, gracias a mis 2 mejores amigos tuve una depresión, porque hubo fallas de comunicación y como que dejaron de serlo. Por lo que para 6to me junté para todo con las dos chicas que conocía desde 4to, ya eran mis amigas, grandes amigas, pero en ese momento me di cuenta qué tan importante eran.

En 6to en el grupo se formó la famosa "bolita" de la que eran parte la mayoría del salón, la gente fiestera, chida, desmadroza, relajienta... pero de la cual nos hicimos muy unidos todos, o al menos la mayoría. A mí, como siempre, le hablaba muy bien a casi todo el salón, me juntaba con la bolita, pero cuando no me iba a las jardineras a estar con mi hermana, y otros que no eran parte de la bolita, o cuando no, me iba con los examigos, con los que ya había hecho las pases y sus nuevos amigos de su nuevo grupo, y así... nunca estaba todo el tiempo con los mismos. De esa bolita salieron muy buenos amigos que a la fecha, a pesar de no vernos seguido se intenta estar comunicados.

Continuará...

----------------
Me inspiró: The Butterfly Effect - Black Lung
via FoxyTunes

3 comentarios:

Forsythe Pendleton Jones ||| dijo...

'..A pesar que hay quienes piensan tengo 4400 amigos...'Qué bueno que no dijiste que soy yo...
.
..
...
....

Oooh fuck.

Fire_tony dijo...

Pues, el que anda con lobos a aullar se enseña. Y el que anda con vacas a berrear.

Pues sí, el chiste es también no dejarse llevar por las amistades. Eso siempre es malo.

Rackve dijo...

LO chido es tener amigos con los que te lleves chingon, y una cosa padre es tener amigos con los que casi no tienes gustos en comun, luego se aprende mucho.